miércoles, 1 de noviembre de 2017

Tras el partido ante el Girona en el que Pablo Machín expuso

Real Madrid y Tottenham se verán las caras de nuevo tras el empate en la primera vuelta de la clasificación. El equipo londinense comenzó adelantándose en el marcador con un gol en propia meta de Varane, y el gol de Ronaldo de penalti al filo del descanso igualó el electrónico, que no se volvió a mover en lo que quedaba de partido. El 1-1 final dejó a ambos equipos con siete puntos en el casillero, por lo que el encuentro de Wembley se prevé fundamental para la resolución del grupo. A los de Zidane les valdría con ganar e incluso un empate con goles para volver satisfechos a España, ya que el Tottenham todavía tiene que visitar el Signal Iduna Park y los blancos recibirán al Borussia y APOEL en casa las dos últimas jornadas.

El equipo de Pochettino podrá contar con Delle Ali por primera vez en esta Champions League, aunque Harry Kane sigue siendo duda por unas molestias en los isquiotibiales que ya lo han apartado de los dos últimos partidos (ante el West Ham y el Manchester United, ambas derrotas). Su ausencia le ha costado al Tottenham la segunda posición de la Premier League, que la disputaba con el Manchester de Mourinho, y la eliminación de la Carabao Cup, tras una sorprendente remontada de los 'hammers' en la segunda mitad. Ver Gremio vs Barcelona gratis EN VIVO El ariete inglés suma 13 goles en 12 partidos que lleva esta temporada y es sin lugar a dudas la mayor amenaza del equipo londinense. Su baja aumentaría las papeletas del Real Madrid para llevarse la victoria en el mítico Wembley, aunque la situación blanca tampoco es para tirar cohetes.
Y si no está Harry, ¿qué?

Entre Bilic y Mourinho han aprovechado la ausencia de Kane para propinar al Tottenham dos derrotas consecutivas, algo que no sufría desde febrero de este mismo año. Los dos varapalos se han traducido en una tercera posición en Premier League y la eliminación de la Carabao League (anterior Copa de la Liga), pero los problemas han ido más allá de los resultados. Si bien las sensaciones tampoco se puede decir que han sido malas, Harry Kane juega un papel en este equipo que ningún otro jugador de la plantilla puede rellenar. Ante el West Ham fue Son el que ocupó su ubicación en el campo de manera 'natural', acompañado de Llorente, aunque en Old Trafford se pudo ver a un Tottenham sin referencia fija en punta, siendo el surcoreano el supuesto delantero protegido por la compañía de Ali un pasito por detrás. Si Kane llega al partido (que se espera que lo haga), los planes de Mauricio Pochettino presumiblemente serán muy parecidos a los vistos en el Bernabéu, pero si Harry causa baja... quién sabe.
El mejor escenario posible

Tras el partido ante el Girona en el que Pablo Machín expuso todo un clinic de cómo preparar un encuentro frente al Real Madrid, se vociferó por activa y por pasiva en distintos medios de comunicación que el equipo había perdido motivación, sobre todo en Liga, y no contaba con la concentración necesaria para afrontar una situación como la vista en Montilivi, visitando un estadio de reducidas dimensiones con un recién ascendido como anfitrión. Ahora, en la competición fetiche de los blancos y en una de las mecas del fútbol europeo, el Madrid se disputará el primer puesto de su grupo y un poquito más que eso. También demostrar que son los mismos que maravillaron al mundo hace tan solo un trimestre.
Isco, ante el Tottenham. Imagen: Daniel Nieto (VAVEL)
Isco, ante el Tottenham. Imagen: Daniel Nieto (VAVEL)

Sin jugadores como Keylor Navas, Carvajal, Varane, Kovacic o Bale, Zidane debe trazar un plan alternativo al visto en las últimas semanas, en las que el equipo no solo está fino sino que en ocasiones se ve superado por la táctica rival. El mal momento por el que pasa Marcelo, imprescindible en el esquema blanco, o el estado de Luka Modric que no termina de llegar a su mejor nivel son algunos de los motivos por los que se puede respirar cierta intranquilidad en el entorno madridista, aunque si hay un equipo acostumbrado a estas situaciones es el Real Madrid.
Palabra del míster

Como es obligación en la competición europea, los entrenadores de ambos equipos atendieron a la prensa un día antes de la disputa del encuentro. Era de prever que las preguntas a ambos técnicos fueron sobre la situación del equipo en el caso de Zidane y sobre Kane y el plan para frenar al Madrid en cuanto a Mauricio.

Sobre Harry, el argentino no ha querido desvelar nada, aunque apunta a que sí participará en el partido: "Está en la convocatoria y puede que juegue mañana, pero todavía tenemos un día más para ver cómo está. No quiero decir que la decisión sea 100% segura. Ayer estuvo bien y hoy se ha entrenado con el grupo al mismo nivel que sus compañeros".

Era de esperar que tampoco diera a conocer sus intenciones respecto al plan de partido y así fue. Pochettino se limitó a mostrar respeto por el Real Madrid y no destapó apenas nada: "Es un partido en el que hay que ser valiente porque juegas contra el mejor equipo del mundo, y si no lo haces empiezas perdiendo. Vamos a salir sin miedo a intentar dominar el encuentro. Lo importante es disfrutar y jugar con libertad, disfrutar el partido. Si no, es muy difícil mostrar tu calidad", comentó. Pese a no revelar su estrategia, 'Poche' sí dijo en qué partidos del Madrid ha basado su trabajo: "El partido contra el Girona no es una referencia para mí; lo son los de la Liga de Campeones. La cara que está mostrando en esta competición es muy buena, y muestra que es el mejor equipo el mundo. Con la plantilla que tienen no tengo ninguna duda de que estarán peleando en todos los frentes a final de curso", indicó.